Cuatro formas de acabar con una manifestación

ADS, un rayo de calor para dispersar multitudes.

La semana pasada logró colarse en el “top 10” de los informativos de televisión uno de esos dispositivos que se conocen como “armas no letales” o, si queremos ser políticamente correctos, “sistemas de control de multitudes”. La idea es que las fuerzas antidisturbios y el ejército dejen de usar pelotitas de goma , que salen por un ojo de la cara –y en más de un sentido- y pasen a aparatos un poco más complejos, eficientes y supuestamente inofensivos.

Digo supuestamente porque el invento del que se habló la semana pasada consiste en freír con microondas a la multitud. Con ello se consigue elevar la temperatura de la piel y provocar la sensación de estar a punto de estallar en llamas. Que buen rollito, ¿verdad? Sólo afecta a una pequeña capa de la piel y no provoca daños en ningún órgano interno. En cuanto se enciende el aparato, que tiene un alcance mucho mayor al de las armas tradicionales antidisturbios, la gente echa a correr pensando que en cualquier segundo sus ropas arderán aunque, evidentemente, esto no llega a ocurrir. El ejército norteamericano lleva como 10 años investigando y se han gastado unos 40 millones para asegurarse de que no hay fallos… pero los hay. Los huelguistas más decididos, por ejemplo, pueden acabar con la piel roja como un tomate si deciden quedarse a pesar del calor, o ver cómo aparecen pequeñas llagas en la piel. En algunas de las pruebas se han producido quemaduras de segundo grado. Nada especialmente grave si lo comparamos con algunos de los métodos antidisturbios que hoy se utilizan pero muy lejos de la visión que daban en las noticias, donde parecía más una nueva atracción de DisneyWorld.

En el campo del “control de multitudas” hay muchos frentes de investigación abiertos y muchos resultan más espectaculares y futuristas que estas ondas de calor. Están, por ejemplo, los cañones y minas sónicas, capaces de proyectarun sonido insoportable —no necesariamente reagetón- en un radio controlado. Resulta, contra todo pronóstico, bastante más peligroso que utilizar microondas ya que a determinadas frecuencias e intensidades se puede llegar a causar daños muy serios e incluso la muerte a los sujetos expuestos.

A mí siempre me ha parecido interesante la “espuma paralizadora”. Sigue en desarrollo pero ya ha sido utilizada de forma experimental en conflictos reales, concretamente en Somalia en 1995. Se trata de un gel que se solidifica rápidamente al contacto con el aire y que actúa como pegamento, inmovilizando a la multitud a la que se dispara. También se estudia aplicar un producto que hace justo lo contrario, lubricar el suelo mediante un compuesto basado en el Teflón para que las personas tropiecen al andar y los vehículos patinen.

En fin, que esto de manifestarse se está volviendo muy complicado. Y todo para que al día siguiente nadie se ponga de acuerdo con las cifras de asistencia

Via:elMundo

0 Responses to “Cuatro formas de acabar con una manifestación”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




counter

el increible boton que no hace nada

Calendario

enero 2007
L M X J V S D
    Feb »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

RSS .:tuPsp:.

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

Estadisticas

  • 3,255,184 Visitas

Botones

elMundoElectronico elMundoElectronico

Botones

Descargas Gratuitas

Descargar Skype Descargar MessengerDescargar iTunesFlashget eMule

Creative Commons

©elMundoElectronico está bajo una licencia Creative Commons

elMundoelectronico


A %d blogueros les gusta esto: